Los artículos relacionados con tecnología más exitosos

Los artículos relacionados con tecnología más exitosos

Aplicaciones Aplicaciones web Blog Desarrollo Web Dexpierta Diseño Web Google Internet Tecnología

Ahora que estamos en verano, y que nos apetecen contenidos más ligeros, vamos a hacer un recopilatorio de los artículos relacionados con tecnología que más éxito han tenido desde que inauguramos este blog.

Llevamos ya varios meses escribiendo dos posts semanales sobre temas que tienen relación con la formación que impartimos en Dexpierta, y quizá es hora de parar un momento, echar la vista atrás y recopilar toda esa información en un post útil que recoja todos aquellos posts que más os han gustado y que más hemos disfrutado escribiendo.

¿Comenzamos?

Artículos relacionados con tecnología que más éxito han tenido

1. Las 9 mejores aplicaciones móviles para leer librosLas últimas veces que he viajado en transporte público he tomado conciencia de que ya casi nadie lee libros “físicos”, esos que tienen hojas de papel y huelen a cada una de las historias que transportan entre sus páginas. Ahora lo que se lleva es leer libros electrónicos o ebooks, ya sea en los lectores que tienen como única función esa de la que hablamos, en las tablets o en los propios móviles. En esta entrada hablamos de las diferentes opciones que nos encontramos en el mercado para leer libros en nuestros dispositivos móviles. No hablaré de los lectores cuya función es únicamente esa porque tienen su propio software, en cambio con nuestros móviles o tablets podemos elegir la app que más nos guste para hacer nuestra lectura un poco más cómoda.

leer libros

2. Las 6 mejores alternativas a Photoshop. Dentro de la formación que ofrecemos en Dexpierta, hay una parte dedicada a cursos cortos relacionados con el desarrollo y el diseño web. Uno de ellos es de Photoshop, por eso nos ha parecido interesante mostrarte algunas alternativas a Photoshop, esta herramienta tan omnipresente en la vida de todos aquellos que nos dedicamos a cualquier trabajo relacionado con Internet. Igual que Google, del que también hay alternativas, se ha convertido en un credo: Photoshop es actualmente el lenguaje común para la edición de imágenes. Sin embargo, existe una amplia gama de alternativas a Photoshop que no se quedan atrás y que están esperando que las descubras, incluso para tu móvil.

alternativas a photoshop

3. 3 herramientas para desarrollo web imprescindiblesEn los últimos años, hemos visto un enorme crecimiento en una generación completamente nueva de aplicaciones web. Estas aplicaciones son más ricas, más interesantes, lo que lleva a un enorme aumento de la complejidad lo que tiene que ver con la parte del desarrollo front-end. En este post vamos a ver algunas herramientas para desarrollo web que facilitan el día a día de trabajo de los desarrolladores.

4. La generación tecnológicaSiempre he creído que es básico que escuchemos lo que nuestros padres o mayores opinan de las cosas que pasan a nuestro alrededor, más aún últimamente que la sociedad avanza a unos pasos tan agigantados que ni siquiera es capaz de asimilarlos. Las últimas veces que he viajado con mi padre en tren o metro, siempre me dice lo mismo: todo el mundo está a su “rollo” sumergido en la lectura de su ebook o con el “tinoní” continuo cada vez que recibe un whatsapp en su móvil. Ya nadie levanta la cabeza, nadie dice nada, nadie mira el paisaje. Como ciudadana 3.0 de los pies a la cabeza que me considero, siempre que sale el tema le rebato, diciéndole que toda esa tecnología nos hace la vida más fácil y hace posibles cosas que antes eran inimaginables. Sin embargo cuando me paro y lo pienso, me pregunto a mí misma (nunca se lo reconoceré a él) ¿realmente todo esto nos hace la vida más fácil o nos convierte en esclavos? ¿O las dos cosas a la vez? ¿Es esta generación tecnológica una generación alienada, menos libre y más dependiente?

tecnología en las aulas

5. El uso de la tecnología en las aulas. Llevamos hablando de tecnología en este blog ya mucho tiempo, pero todavía no habíamos hablado de juntar dos cosas que se nos dan tan bien: el uso de la tecnología en las aulas. Y es que al ritmo que están avanzando las cosas, la tecnología se está integrando en los centros de estudios de manera estrepitosa. Hoy quiero hablarte de cómo se puede utilizar esa tecnología en los entornos formativos.

Igual que la innovación se integra en la manera en la que enseñamos, es importante que también lo haga la tecnología, pero de una manera gradual y natural. No podemos pretender cambiar nuestros modelos educativos de un día para otro, y sobre todo, no podemos pretender que alumnos y profesores se adapten de inmediato al trabajo con tecnología en las aulas.

tecnología en las aulas

Este primer recopilatorio recoge los cinco artículos relacionados con tecnología que más han  triunfado. ¿Crees que falta alguno?

Si te ha gustado este artículo, entonces te encantará esto.

 

dexpierta

Únete a la comunidad de #dexpiertos y recibe por mail todas las novedades y tutoriales

¡Es gratis! ;)

El uso de la tecnología en las aulas

El uso de la tecnología en las aulas

Blog Educación Formación Tecnología

Llevamos hablando de tecnología en este blog ya mucho tiempo, pero todavía no habíamos hablado de juntar dos cosas que se nos dan tan bien: el uso de la tecnología en las aulas. Y es que al ritmo que están avanzando las cosas, la tecnología se está integrando en los centros de estudios de manera estrepitosa. Hoy quiero hablarte de cómo se puede utilizar esa tecnología en los entornos formativos.

Igual que la innovación se integra en la manera en la que enseñamos, es importante que también lo haga la tecnología, pero de una manera gradual y natural. No podemos pretender cambiar nuestros modelos educativos de un día para otro, y sobre todo, no podemos pretender que alumnos y profesores se adapten de inmediato al trabajo con tecnología en las aulas.

¿Qué uso podemos hacer de la tecnología en las aulas?

tecnología en las aulas

Cuando estaba estudiando mi posgrado en Community Management aquí en Dexpierta, uno de nuestros profesores, Miguel Ángel Acera, utilizaba Whatsapp para hacer competiciones con todos los alumnos. Mandaba una tarea sorpresa sin previo aviso y el primero en completarla ganaba un premio en la siguiente clase. Una tecnología como Whatsapp, que ya forma parte inequívoca de nuestras vidas, se convierte en este caso en una herramienta súper eficaz para el aprendizaje y la motivación. De esta manera, Miguel Ángel conseguía gamificar sus enseñanzas para hacerlas más atractivas.

La tecnología gamifica el aprendizaje

Yo misma, con mis alumnos, utilizo Twitter para pedirles los deberes a través de un hashtag que previamente hemos creado. Todas estas técnicas hacen que el alumno participe mucho más al evitar los canales tradicionales de comunicación. Están haciendo algo a lo que no están habituados y eso les hace más participativos.

Pero de lo que quería hablarte en este post es de cómo integrar la tecnología en las aulas para hacer las clases más productivas, para fomentar la participación de los alumnos y para generar en ellos mayor interés por lo que están aprendiendo, aunque no esté relacionado con el marketing online o las redes sociales.

tecnología en las aulas

Algunos ejemplos del uso de la tecnología en las aulas

1. Hacer presentaciones interactivas que integren al alumno en el proceso formativo. Hoy en día existen muchas alternativas, como Prezi, que nos dan la oportunidad hacer nuestras presentaciones mucho más atractivas para el alumno. Algo tan sencillo como esto puede convertir nuestras clases en espacios colaborativos.

2. Hacer los “deberes” en línea. Ya en los últimos años de mi carrera yo entregaba mis ejercicios a través de un blog en Blogger que tuve que crear a tal efecto. Además de integrar la tecnología en las aulas, ahorramos papel y tiempo y hacemos que la presentación de estos ejercicios pueda ser mucho más original.

3. ¿Por qué no tuiteamos las clases? Sería muy interesante tener creado un hashtag para cada asignatura y que los alumnos fueran tuiteando los contenidos más importantes o material complementario para que todos los compañeros pudieran consultarlo, por ejemplo, antes del examen.

tecnología en las aulas

4. Curación de contenidos en el aula. Sería interesante dedicar tiempo en algunas clases para que los propios alumnos investiguen sobre los temas de los que se está hablando en clase para sacar sus propias conclusiones y realizar un pequeño resumen “curado” de toda esa información. Para ello es imprescindible que cuenten con la tecnología necesaria, y creo que este caso, lo mejor sería una tablet, mucho más manejable que un ordenador.

5. Crear una página web de la clase. Desde un sitio básico creado en una plataforma gratuita en el que publicar noticias o anuncios relacionadas con la clase a otro mucho más elaborado que incluya fotos de la clase, un blog de ​​clase o wiki, materiales descargables, y su propio nombre de dominio. 

Tener una web para la clase fomenta la participación de los alumnos

5. Uso de sistemas de calificación en línea. Existen ya numerosas herramientas, como MyGradebook, que ofrecen la oportunidad de realizar un seguimiento de las calificaciones, registro de asistencia y mapas de asientos, y elaborar informes sobre el progreso del estudiante. También se puede enviar por correo electrónico a los alumnos y las familias directamente para que puedan ver sus calificaciones actualizadas. 

6. Crear podcasts descargables de las clases. De esta manera, los alumnos podrían volver a escuchar las lecciones después de haberlas recibido para fijar conceptos o entender algo que se les quedó pendiente.

7. Uso de pizarras interactivas. Este tipo de tecnologías hacen que el aprendizaje sea mucho más ameno y abre un abanico infinito de posibilidades a la hora de mostrarles las lecciones a los alumnos.

8. Posibilidad de recibir las clases desde casa. Gracias a la proliferación de herramientas como Skype o Hangouts de Google, cada vez es más fácil crear aulas online para impartir cursos estando cada persona en un punto del globo. Imagínate por ejemplo que un profesor de biología ha viajado a África y quiere mostrarles a sus alumnos en directo cierta especie de la fauna o la flora (quizá África no sea un buen ejemplo por el tema de las conexiones a Internet, pero creo que puedes hacerte una idea de qué es lo que quiero decir).

9. Uso de los servicios de almacenamiento en la nube como repositorio de apuntes. ¡Se acabaron las fotocopias! ;)

Y tú, ¿has utilizado alguna vez la tecnología en las aulas? ¿Se te ocurre algún ejemplo más? ¿Nos lo cuentas en un comentario?

Internet de las cosas, futuro ¿inmediato?

Internet de las cosas, futuro ¿inmediato?

Blog Comunicación Marketing Publicidad Tecnología

¿Has oído alguna vez hablar sobre el Internet de las cosas? Quizá te suene de algo porque últimamente es un tema candente que se ha puesto muy de moda. Es el futuro, aunque todavía no sabemos cómo de inmediato. Te dejo a continuación un vídeo para que sepas de lo que estoy hablando:

Pero, ¿qué es realmente el Internet de las cosas?

¿Qué te parece? El Internet de las cosas es una nueva forma de entender la red y el uso que hacemos de ella. Hasta hace no tanto, Internet era una “herramienta” que nos ayudaba a intercambiar información con otras personas a través de nuestros ordenadores. El Internet de las cosas propone que, viendo el aumento del número de dispositivos que se conectan cada día a Internet y que son capaces de intercambiar información entre ellos, todos esos dispositivos compartan esa información para, en definitiva, hacernos la vida más fácil (aunque no podemos olvidar, por supuesto, los beneficios empresariales que supondría para las grandes corporaciones a nivel mundial, no sólo de tecnología).

DEXPIERTA el internet de las cosas

¿Te habías planteado alguna vez que tu tostadora podría quejarse a través de Twitter porque considera que no la estás utilizando lo suficiente? Eso es el Internet de las cosas. Quizá este sea un ejemplo demasiado banal, pero la idea es esa.

Aunque en la actualidad sólo el 1% de las cosas están conectadas a Internet, en 2016 habrá 19.000 millones de dispositivos con una dirección IP. Sin ninguna duda, todo un mundo apasionante que despierta inquietudes, y recelos en algunos casos, pero que, al mismo tiempo abre un abanico infinito de nuevos modelos de negocio que moverán 11 billones de euros en diez años, según afirmó Jose Manuel Petisco, presidente de Cisco España, en la última edición del Cisco Connect.

El origen del Internet de las cosas

El origen del Internet de las cosas se remonta, aunque pueda parecer surrealista, a finales de los 80 cuando Xerox introdujo el concepto de la computación ubicua, es decir “la integración de la informática en el entorno de la persona, de forma que los ordenadores no se perciban como objetos diferenciados”. En aquel momento se pretendía que los ordenadores fueran herramientas capaces de mejorar nuestra calidad de vida pero de manera “invisible y silenciosa“.

Fue en el año 1999 cuando por primera vez Kevin Asthon habló del concepto del Internet de las cosas.

“If we had computers that knew everything there was to know about things — using data they gathered without any help from us — we would be able to track and count everything and greatly reduce waste, loss and cost. We would know when things needed replacing, repairing or recalling and whether they were fresh or past their best.”

“Si tuviéramos ordenadores que supieran todo lo que hay que saber acerca de las cosas – a partir de datos que reúnen sin nuestra ayuda – seríamos capaces de rastrear y contarlo todo, y en gran medida reducir el gasto, las pérdidas y los costes. Sabríamos cuando las cosas necesitan ser reemplazadas, reparadas o retiradas del mercado y si están al día o han dejado de tener utilidad”.

Desde ese momento el concepto ha ido evolucionando hasta lo que es hoy en día. Voy a contarte algunos ejemplos de lo que supondría para nuestras vidas si el Internet de las cosas se implantara en nuestras actividades más cotidianas.

Algunos ejemplos del Internet de las cosas

  • Compras inteligentes. Todos los productos estarían identificados e incluirían información sobre alergias o ingredientes. De este modo, si eres alérgico a alguno de esos ingredientes, el propio producto te avisaría para que no lo metieras en tu cesta. Además la publicidad estaría mucho más personalizada y el precio de tu compra podría calcularse sin sacar del carro los productos que has metido.
  • Ciudades inteligentes. En este sentido se han puesto en marcha ya algunos experimentos. El Internet de las cosas sería perfecto para regular el tráfico en tiempo real sincronizando los semáforos en función del tráfico en cada momento o para mandar información a la administración sobre el estado del asfalto por el que pasan los coches. También a nivel medioambiental, porque el contenedor de basura podría reconocer si lo que estás tirando corresponde con el residuo adecuado y en función de esto podrían darte o quitarte punto que luego se podrían canjear, por ejemplo por un descuento en el abono transporte.
  • Emergencias inteligentes. ¿Qué te parece que tu coche sepa si estás consciente o no después de tener un accidente de tráfico y que en función de eso llame o no a emergencias? Esta es otra de las aplicaciones del Internet de las cosas que además sería capaz de informar del número de pasajeros del vehículo y del estado de cada uno de ellos.
  • Telesalud y teleasistencia. Las personas con enfermedades como el Alzheimer podrían estar perfectamente controladas desde sus casas para que no sufran ningún tipo de percance.
  • Hogares inteligentes. A este respecto seguro que ya conoces algunos ejemplos, pero el más divertido es el de la tostadora que tuitea cuando no la utilizan. También puedes pensar en una persiana que se baja cuando cierras la ventana de la habitación o en una calefacción que se enciende en función del tiempo que vayas a tardar en llegar a casa, etc…

Dexpierta pulseras inteligentes

Pulseras inteligentes

 

¿Son todo ventajas?

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, porque como todas las innovaciones tecnológicas, el Internet de las cosas también tiene inconvenientes:

  • Privacidad. ¿Realmente estamos dispuestos a que los dispositivos a los que estamos conectados sepan continuamente dónde estamos y lo que estamos haciendo? ¿Qué uso van a hacer las empresas de esa información?
  • Huella ecológica. Todas las “cosas” que formarán parte del Internet de las cosas, llevarán baterías y elementos electrónicos que son difíciles de reciclar y que son perjudiciales para el medio ambiente. ¿Realmente los necesitamos?
  • Interoperabilidad. Ya tenemos problemas de compatibilidad con los distintos sistemas operativos de los smartphone, ¿te imaginas si todas las marcas conectaran sus productos a Internet?
  • Autonomía. Lo mismo pasa con la autonomía de las baterías. Hoy en día es raro que la batería de un smartphone conectado todo el día a Internet dure más de 12 horas, ¿cómo conseguirán que las “cosas” superen esta barrera?

 

Como ves, se nos abre un abanico enorme de posibilidades. Pero ¿tú que piensas, realidad o ficción? ¿Es realmente el futuro? ¡Déjanos tu comentario contándonos tu opinión!