10 tecnologías que iban a cambiar el mundo y al final no lo hicieron

10 tecnologías que iban a cambiar el mundo y al final no lo hicieron

Tecnología

Hoy te traigo un post entretenido (espero que como casi todos los demás ;oP) tratando un tema un poco diferente. Hace unos días, comentaba con un amigo cómo a veces las grandes empresas tecnológicas lanzan productos o servicios (con grandes inversiones en publicidad para su promoción inicial) que resultan ser finalmente un fracaso. Hay muchos casos, y sería imposible hablarte de todos, pero voy a intentar recordar todos aquellas tecnologías que se llevaron un batacazo mayor. ¿Empezamos?

1. Televisión 3D

Quizá este sea uno de los fracasos tecnológicos más importantes de los últimos tiempos. La fiebre del éxito de la televisión en 3D se desencadenó con la proyección de la película Avatar hace unos años, que nos llevó a una frenética carrera por conseguir televisiones en 3D, lo que hizo que las grandes marcas llegaran a pensar que conseguirían los mismos resultados económicos que la película más taquillera de la historia.

tecnologías avatar

Si buscamos los motivos de este fracaso, podemos hablar sobre todo de los mareos y el dolor de cabeza que provoca la visión prolongada de los contenidos en 3D, la escasez de contenido en este formato por lo caro que supone grabarlo (se puede convertir contenido de 2D a 3D pero la calidad es mucho menor), la incomodidad que supone ver la televisión con gafas o el precio excesivo de las televisiones.

2. Vídeo Beta

El famoso formato de vídeo desarrollado por Sony en 1976. Seguro que recuerdas los tiempos en los que los videoclubes (esos sitios en los que no hace tanto se alquilaban películas) dividían sus títulos en Beta y VHS. Las cintas en Beta eran más pequeñas que las VHS y además ofrecían mejor calidad de imagen, pero tenían dos grandes inconvenientes: la ambición de Sony, que se negaba a abrir su estándar, y la longitud de las cintas, que ofrecía 1 hora y 30 minutos de grabación como máximo cuando la mayoría de las películas dura en torno a las 2 horas. Aún recuerdo el vídeo beta que teníamos en casa de mi abuela en el que sólo reproducíamos la única película que teníamos y que llegué a aprenderme de memoria (era de dibujos animados)

tecnologías beta

¿Por qué acabó triunfando una opción inferior técnicamente? Pues principalmente porque para aprovechar estas mejoras técnicas se necesitaban equipos avanzados y en la mayoría de los televisores de la época no eran apreciables esas mejoras de calidad.

3. Google Wave

En mayo de 2009 el ciberespacio estaba eufórico por el lanzamiento de Google Wave, una herramienta que “revolucionaría la forma en la que nos comunicamos”. La euforia, sin embargo, duró poco más de un año. La idea central de Wave era permitir la colaboración entre distintos usuarios a través de mensajes instantáneos, documentos, dibujos, listas de tareas, calendario, etcétera. Cada una de estas actividades estaba representada por una “wave” (onda) en la que varias personas podían interactuar. Una de sus características, por ejemplo, era que permitía que se pudiera ver lo que otra persona estaba escribiendo letra por letra, antes de que concluyera su mensaje. Pero el servicio no era fácil de entender en su momento y resultaba confuso para algunos usuarios acostumbrados a la simpleza de otras redes sociales. Además, al principio el acceso era sólo a través de invitaciones, lo que pudo haber provocado que mucha gente pensara que se trataba de un sitio exclusivo para gente con conocimientos tecnológicos.

Tecnologías dexpierta


Está claro que Google Wave no triunfó como tal, pero es verdad que la mayoría de sus utilidades se encuentran implementadas hoy en día en otros productos Google como Drive. Algunos expertos afirman que Google Wave fue un adelantado para su tiempo y por eso no terminó de cuajar. Quizá si lo lanzaran en la actualidad sería un bombazo.

4. Windows Vista

Windows Vista llego al mercado como el sistema operativo que revolucionaría el mercado. Windows XP había dejado, sin embargo, el listón demasiado alto. Tanto fue el fracaso de Windows Vista (era demasiado lento e inestable y consumía una gran cantidad de recursos del ordenador) que duró en el mercado muchísimo menos que sus antecesores, ya que Microsoft presentó rápidamente Windows 7, una “versión” de Vista que solucionaba todos los errores de la anterior. Si tuviera que definir este sistema operativo con una palabra, sería sin duda “decepción”. Después de tantos años usando XP, todos esperábamos algo que realmente rompiera el orden establecido. Lo único que rompió Vista fue la paciencia de los que tuvimos la mala suerte de cursarnos con él.

dexpierta vista

5. Segway

Steve Jobs, la visionaria alma de Apple, se aventuró a predecir que en el futuro las ciudades se construirían alrededor de estos aparatos y que todo el mundo tendría uno. No podía estar más equivocado. Este medio de transporte “revolucionario” era un aparato altamente tecnológico que se movía en la dirección en la que tu cuerpo se inclinaba. Fue presentado en el 2001 y revolucionó a todos los que vieron como funcionaba. Era ágil, sencillo, ecológico… y caro, muy caro.

segway dexpierta

Se predijeron unas ventas por valor de más de 1000 millones de dólares. Tantas eran las expectativas que las instalaciones Segway se prepararon para fabricar 40.000 unidades mensuales y en su primer año esperaban unas ventas de 50.000 unidades para aumentarlas exponencialmente con el tiempo, pero eso jamás ocurrió, ya que tras 21 meses solo se habían vendido 6000 Segways. Muchos atribuyen este fracaso al alto precio del aparato (entre 4000 y 5500 dólares según el modelo). Hay personas que lo han calificado incluso de peligroso, pero la verdad es que dan ganas de probarlo, aunque sea solo para un rato.

6. Teletrébol y Telepick

 

tecnologías despierta teletrébol

Estos dos aparatitos fueron los primeros sistemas de televisión interactiva conocidos. Telepick para TVE y Teletrebol para Telecinco. El teletrébol estaba a la venta en todas las tiendas de electrodomésticos y grandes superficies y no era más que una especie de mando a distancia con cuatro botones de colores de diferentes formas geométricas (parecidos a los de un mando de las primeras consolas Nintendo). La mecánica era tan sencilla como que en diferentes programas de Tele 5 como el Telecupón se iban lanzando una serie de preguntas que tú tenías que responder con los botones de tu teletrébol. Cuando tenías cuatro acertadas aquello emitía un fragmento del Himno de la Alegría, melodía que indicaba que ya podías llamar a un teléfono para comprobar si tu participación había tenido premio. ¿Podríamos considerar el teletrébol como el germen de la televisión 3.0?

7. Códigos QR

Los códigos bidi (también llamados códigos QR) poblaron marquesinas, tarjetas de visita, museos e incluso cementerios, pero realmente son un recurso muy poco utilizado como fuente de información que responde más bien a un alarde de modernidad. Su presencia en publicidad es muy habitual, aunque hay propuestas más curiosas con códigos bidi como incluirlos en lápidas para aglutinar información audiovisual sobre un difunto, añadirlos al final del capítulo de una novela para aportar contenidos adicionales o darles forma de collar para que un usuario lleve siempre encima sus datos vitales. Sin embargo, el nivel de uso, es decir, la cantidad de gente que ves escaneando un código bidi para interpretarlo es bajísima. El éxito de una tecnología no se mide solo por su teórico despliegue sino, sobre todo, por su nivel de adopción real y en este caso es casi nula.

gr tecnologías

8. MMS

Según el diario The Economist, los mensajes móviles multimedia (MMS) han fracasado. El número de este tipo mensajes que ha circulado por el mundo (¿siguen circulando?), a pesar de los descuentos de las compañías en un intento de remontar el mercado, es notablemente inferior al de los SMS, los mensajes tradicionales. Uno de los grandes problemas que suponía esta tecnología era que no se podía saber si el destinatario del mensaje tiene un teléfono móvil capaz de recibirlos, por lo que la gente no se gastaba el dinero al no tener esa seguridad de que quién lo recibía podría verlo sin problemas. Además, con la proliferación de la conexión a Internet en los móviles, los estándares de Internet se colaron en los terminales, y el email y el whatsapp desplazaron totalmente a los MMS.

9. Grabador DVD

Los grabadores de salón de DVD intentaron entrar en el mercado como el sustituto perfecto de nuestros vídeos VHS, sin embargo, la realidad fue completamente distinta. El sistema de grabación no era tan sencillo como con los antiguos reproductores VHS. De hecho en los últimos años acabaron saliendo al mercado productos “combo DVD y VHS” para poder lograr cierta rentabilidad en el mercado, aunque también sin mucho éxito.

10. Microsoft Zune

Microsoft intentó hacerle frente al iPod de Apple y a los Zen de Creative con su propio reproductor multimedia: Zune. A pesar del cuidado diseño, del poder económico de Microsoft y de una fuerte campaña de publicidad, el sistema no terminó de calar en el mercado y Microsoft volvió a darse otro batacazo.

zune dexpierta

¡Cuéntanos! ¿Cuál es para ti el mayor fracaso tecnológico de la historia? ¡Déjanos tu comentario!

No olvides que siguen abiertas las inscripciones para el taller gratuito “Como optimizar tus perfiles sociales cuando estás buscando trabajo”. Puedes apuntarte pinchando aquí.

Redes sociales que iban a triunfar y no lo hicieron

Redes sociales que iban a triunfar y no lo hicieron

Blog Redes Sociales Social Media

Siempre que hablamos de redes sociales tenemos la falsa concepción de que es fácil conseguir el éxito. Nada más lejos de la realidad, porque me atrevo a decir que los casos de éxito de redes sociales como Facebook o Twitter son algo aislado, ya que por norma general, la mayoría de las redes sociales que irrumpen en el mercado, acaban siendo un fracaso. ¿Hablamos de los fracasos más conocidos?

1. Eskup y Nettby

Con el boom de las redes sociales, las grandes cabeceras de nuestro país se lanzaron a crear sus propias redes sociales para intentar adaptarse al nuevo escenario. Concretamente, El País y 20 Minutos lanzaron casi a la vez sendas plataformas sociales de actualidad siguiendo la esencia microbloggera de Twitter en las que los periodistas contaban en directo lo que estaba sucediendo en torno a un determinado tema de actualidad y los usuarios se apuntaban para seguir cómo avanzaba. En alguna ocasión han tenido cierta repercusión, pero en general se trata de redes sociales desiertas. Eskup (El País) sigue funcionando de aquella manera, pero Nettby (20 Minutos) cerró a pesar de su éxito inicial. Yo llagué a tener una cuenta en esta última y era entretenida, aunque viendo la complejidad y la sofisticación de las redes sociales actuales, Nettby era un juego de niños.

eskup dexpierta

redes sociales nettby

2. MySpace

Todos sabemos lo que es/era esta red social pero la mayoría no participamos de ella en su momento. En su época dorada allá por el 2005 fue la red social más importante del mundo, hasta el punto que llegó incluso a hablarse de la “Generación MySpace”. Estoy segura de que la mayoría recordaréis como MySpace luchaba con Facebook por el liderar sector. Pero la red Zuckerberg acabó con ellos en el año 2008. Por una razón tan básica como fundamental: era mejor, molaba más. MySpace no evolucionó, se quedó estancada en lo que era cuando nació. Tenía problemas de usabilidad y su tecnología no evolucionó al ritmo que debería haberlo hecho. Actualmente sigue activa como una red social centrada en música, un sector en el que todavía mantiene cierta relevancia.

myspace dexpierta

3. Hi5

El caso de Hi5 es un caso curioso ya que es una red social cuya evolución habría sido difícil de predecir en sus comienzo. Hi5 fue la red social más importante en muchos países de América Latina y en Portugal incluso cuando Facebook tenía ya la hegemonía social de medio mundo. Su gran ventaja en ese momento era que estaba traducida al español y al portugués, y Facebook no. Su desventaja, y lo que la llevó al destierro, es que se convirtió en una máquina de generar spam, lo que terminó por ahuyentar a sus usuarios y asociar su nombre con algo negativo. En 2009, cuando Facebook ya era el rey, llevaron a cabo un cambio radical de estrategia convirtiéndose en una red de juegos sociales.

redes sociales hi5

4. Keteké

Nos encontramos ante uno de los fracasos más sonados en nuestro país. Keteké fue una iniciativa de Telefónica en el año 2008. El gigante de la telefonía se gastó diez millones de euros sirvieron en montar una plataforma de redes sociales y un mundo virtual con acceso móvil y, sobre todo, en una campaña de publicidad y marketing para dar a conocer la nueva herramienta. Tanto, que llegaron incluso a contratar a Paris Hilton para presentar el proyecto. La idea no estaba mal del todo porque ya en el 2008 tuvieron la visión de centrarse en el móvil cuando todavía los smartphones no formaban parte de nuestras vidas. Quizá no era el momento. Keteké, no duró ni un año abierta.

redes sociales keteké

5. Friendster

Este es un caso parecido al de MySpace. Friendster fue la principal red social entre 2003 y 2005, hasta el punto de protagonizar una campaña electoral norteamericana y una película, y de recibir una oferta de compra de Google por 30 millones de dólares. Su problema fue técnico: creció sin que sus sistemas informáticos fueran capaces de dar abasto y los usuarios empezaron a irse, salvo en países como Filipinas e Indonesia, donde las conexiones eran más lentas y los internautas no se daban cuenta de las limitaciones de la web.

friendster dexpierta

6. Orkut

La historia de Orkut es muy similar a la de Friendster. Nació en el seno de Google a principios del año 2004, y pese a que solo se podía acceder a ella por invitación, alcanzó pronto tanto éxito que requirió más servidores y ancho de banda. Sin embargo, Google nunca creyó en esta herramienta y la dejó morir. Sin soporte técnico, la web pronto empezó a ir cada vez más lenta y los usuarios se fueron. Excepto los de algunos países, como India o Brasil, donde el ancho de banda era todavía muy limitado. Actualmente, Brasil es el único país en el que esta red social compite de igual a igual con Facebook.

orkut redes sociales

7. iTunes Ping

Es la única red social surgida con origen en la compañía de la manzana, una empresa conocida por sus fracasos a la hora de generar productos para Internet. iTunes Ping nació en 2010 para agrupar a aficionados a la música, pero no consiguió apenas éxito, fundamentalmente porque los usuarios eran incapaces de integrarla con otras redes sociales por lo que Apple se vio obligada a cerrarla dos años después. Quizá esa exclusividad habría tenido más éxito en la actualidad. O no.

itunes ping dexpierta

8. Diaspora

Fue creada en el año 2010 como la alternativa “segura”, “libre” y “abierta” del gigante Facebook. Diaspora tuvo bastante repercusión mediática, especialmente en las comunidades de desarrolladores de software, por aquello de ser abierta y libre. Este éxito pudo deberse sobre todo a que por aquel entonces Facebook había empezado a tener mala fama por algunas prácticas negativas hacia sus usuarios. Actualmente Diaspora sigue funcionando pero su nivel de uso es prácticamente insignificante.

diaspora redes sociales

9. Eons

EONS, era una red social para personas de la tercera edad. Sus miembros podían encontrar juegos para mejorar su agilidad mental y una útil ‘calculadora de longevidad’ que estimaba su esperanza de vida en función de varios factores. Por supuesto, también había consejos y, como buena red social, era el lugar perfecto para conocer a otras personas de la misma edad con los que quedar para ir al teatro o al cine. A pesar de su éxito entre los mayores, la falta de financiación puso punto y final a la aventura de EONS.

eons dexpierta

1o. Google Plus

No estaba segura de querer incluir aquí a Google Plus. Personalmente Google Plus me encanta (a pesar de que cuando entró en nuestras vida la odiaba, y eso que por aquel entonces todavía no nos “obligaban” a utilizarla). Me parece una red social con unas posibilidades inmensas sobre todo por su integración con el resto de herramientas del gigante Google. Cuando la presentaron todo el mundo pensó que Google Plus iba a romper el molde. Pero no. Cada vez es más usada (sobre todo por aquellos que nos dedicamos al marketing digital), pero en general es una red social que no ha calado en la sociedad. ¿Demasiados frentes abiertos? ¿Es Google Plus más de lo mismo? Quizá hablar de fracaso sea exagerado. Quizá la palabra correcta sea decepción. De todas maneras, estoy convencida de que Google Plus arrancará. No sé lo que tardará, pero terminará arrancando.

Hay muchísimas más redes sociales que iban a triunfar y no lo hicieron, ¿nos lo cuentas en los comentarios? ¡Es un placer contar con tu participación!