Marketing engañoso o cómo no hay que fiarse de las fotos

Marketing engañoso o cómo no hay que fiarse de las fotos

Blog Dexpierta Internet Marketing Publicidad

¿No te ha pasado alguna vez que te llevas una decepción enorme después de haber comprado un producto con ilusión? Seguro que en la mayoría de los casos ha sido por culpa de un marketing engañoso. En el post de hoy te demostramos que las cosas no son siempre lo que parecen y cómo el mundo de la publicidad hizo de esa frase uno de sus principales lemas. No hay que fiarse nunca de las fotos que nos muestran un producto idealizado.

Productos que no se parecen en nada a las fotos que se nos muestran en sus paquetes y verdaderos engaños en relación a lo que son en realidad son sucesos más comunes de lo que pensamos. Han sido muchas las marcas acusadas de marketing engañoso, aunque en este post, veremos la vertiente más divertida de lo que es en realidad un delito.

Como vamos a ver a continuación en una pequeña muestra de ejemplos, la realidad de los productos que compramos, dista muchísimo del marketing que hacen las empresas sobre ellos.

Los ejemplos más divertidos de marketing engañoso

marketing engañoso

¿Hablan por si solos verdad? Está claro que las apariencias engañan, y mucho.

¿Qué te han parecido estos ejemplos de marketing engañoso? ¿Los conocías? ¿Se te ocurre alguno más? Si es así, no dudes en dejarnos un comentario un poco más abajo para que podamos incluirlo en el post ;)

Si te ha gustado este post, entonces te encantará esto.

dexpierta

Únete a la comunidad de #dexpiertos y recibe por mail todas las novedades y tutoriales

¡Es gratis! ;)