¿Qué es realmente una aplicación web?

¿Qué es realmente una aplicación web?

Aplicaciones web Blog Desarrollo Web Formación Internet Tecnología

Últimamente no hacen más que surgir nuevos términos relacionados con el mundo de Internet, las redes sociales y el desarrollo web. El término aplicación web es uno más en esa lista interminable de palabras que muchas veces creemos que sabemos explicar, pero cuando nos paramos a pensarlo realmente, somos conscientes de que son conceptos más complejos de lo que parecen. Además, todos estos términos están muy relacionados con todas esas nuevas profesiones que están surgiendo en torno a Internet y las webs, por eso es importante manejarlos bien si estamos pensando en enfocar nuestra carrera profesional en este sector.

¿Sabes realmente lo que es una aplicación web? Si la respuesta es no, entonces deberías seguir leyendo. Si es que sí, sigue leyendo de todas maneras porque quizá encuentres contenido interesante ;)

Es muy habitual pensar que una aplicación web es lo mismo que una página web porque desde (casi) siempre hemos tenido esa creencia errónea, y lo primero que tienes que tener claro es que una aplicación y una página web son dos cosas distintas, aunque a veces sus límites se encuentren un poco confusos. Vamos a intentar ponerle un poco de luz a todo esto, seguro que con ejemplos es más sencillo.

¿Qué es una aplicación web?

Una aplicación web es toda aquella aplicación que, utilizando internet como canal conductor de la información, recoge, gestiona y administra datos a nivel global para conseguir un fin específico. Estamos rodeados de aplicaciones web, aunque a veces no seamos conscientes de que lo son. Algunos ejemplos de aplicaciones web en nuestro día a día son las redes sociales, la banca electrónica, los sistemas de telefonía y videoconferencia por datos, los juegos en red, radio y tv online o las plataformas de elearning.

Estamos rodeados de dispositivos que utilizan esta tecnología web: ordenadores, teléfonos, televisiones, tablets, etc. Estos dispositivos son cada día más numerosos, están cada vez más presentes en nuestras vidas y acabaran desembocando en lo que hoy se como el “Internet de las cosas”Relojes, gafas, cámaras, parquímetros, neveras, que necesitaran aplicaciones web para estar conectados a Internet y realizar un montón de funciones complementarias. Según un estudio realizado por “BI Intelligence” el número de dispositivos con acceso a Internet en 2014 es de 6.500.000.000 y se estima que en 2017 será de 18.500.000.000, es decir se incrementará en un 284,6%.

aplicación web internet de las cosas

¿Cómo se desarrolla una aplicación web?

Todos estos dispositivos de los que hablamos generan datos que tienen que ser gestionados por programas para que el usuario pueda interactuar desde una interfaz web. Vamos a intentar explicar esto de forma sencilla. Aunque existen muchas variaciones posibles, una aplicación web está normalmente estructurada como una aplicación de tres-capas. En su forma más común, el navegador web ofrece la primera capa, y un motor capaz de usar alguna tecnología web dinámica, por ejemplo: PHP, Java Servlets o ASP, ASP.NET, CGI, ColdFusion, embPerl, Python o Ruby on Rails que constituye la capa intermedia. Por último, una base de datos constituye la tercera y última capa.

aplicación web

El navegador web manda peticiones a la capa intermedia que ofrece servicios valiéndose de consultas y actualizaciones a la base de datos y a su vez proporciona una interfaz de usuario.

Ventajas de las aplicaciones web

- Ahorra tiempo: Se pueden realizar tareas sencillas sin necesidad de descargar ni instalar ningún programa.

- No hay problemas de compatibilidad: Basta tener un navegador actualizado para poder utilizarlas.

- No ocupan espacio en nuestro disco duro.

- Actualizaciones inmediatas: Como el software lo gestiona el propio desarrollador, cuando nos conectamos estamos usando siempre la última versión que haya lanzado.

- Consumo de recursos bajo: Dado que toda (o gran parte) de la aplicación no se encuentra en nuestro ordenador, muchas de las tareas que realiza el software no consumen recursos nuestros porque se realizan desde otro ordenador.

- Multiplataforma: Se pueden usar desde cualquier sistema operativo porque sólo es necesario tener un navegador.

- Portables: Es independiente del ordenador donde se utilice (un PC de sobremesa, un portátil…) porque se accede a través de una página web (sólo es necesario disponer de acceso a Internet).

- La disponibilidad suele ser alta porque el servicio se ofrece desde múltiples localizaciones para asegurar la continuidad del mismo.aplicación web

- Los virus no dañan los datos porque éstos están guardados en el servidor de la aplicación.

- Colaboración: Gracias a que el acceso al servicio se realiza desde una única ubicación es sencillo el acceso y compartición de datos por parte de varios usuarios. Tiene mucho sentido, por ejemplo, en aplicaciones online de calendarios u oficina.

- Los navegadores ofrecen cada vez más y mejores funcionalidades para crear aplicaciones web ricas.

Inconvenientes de las aplicaciones web

- Habitualmente ofrecen menos funcionalidades que las aplicaciones de escritorio. Se debe a que las funcionalidades que se pueden realizar desde un navegador son más limitadas que las que se pueden realizar desde el sistema operativo.

- La disponibilidad depende de un tercero, el proveedor de la conexión a internet o el que provee el enlace entre el servidor de la aplicación y el cliente. Así que la disponibilidad del servicio está supeditada al proveedor.

*Fuente: Wikipedia

Ahora que ya sabes lo que es una aplicación web, quizá deberías plantearte que el desarrollo y diseño de las mismas es el presente y el futuro de las profesiones tecnológicas y por lo tanto una buena forma de reencauzar tu carrera profesional en caso de que ya hayas agotado todas las opciones en tu sector ;)

Si te ha gustado este artículo, entonces esto te encantará ;)

dexpierta

Únete a la comunidad de #dexpiertos y recibe por mail todas las novedades y tutoriales

¡Es gratis! ;)