La generación tecnológica

La generación tecnológica

Siempre he creído que es básico que escuchemos lo que nuestros padres o mayores opinan de las cosas que pasan a nuestro alrededor, más aún últimamente que la sociedad avanza a unos pasos tan agigantados que ni siquiera es capaz de asimilarlos. Las últimas veces que he viajado con mi padre en tren o metro, siempre me dice lo mismo: todo el mundo está a su “rollo” sumergido en la lectura de su ebook o con el “tinoní” continuo cada vez que recibe un whatsapp en su móvil. Ya nadie levanta la cabeza, nadie dice nada, nadie mira el paisaje. Como ciudadana 3.0 de los pies a la cabeza que me considero, siempre que sale el tema le rebato, diciéndole que toda esa tecnología nos hace la vida más fácil y hace posibles cosas que antes eran inimaginables. Sin embargo cuando me paro y lo pienso, me pregunto a mí misma (nunca se lo reconoceré a él) ¿realmente todo esto nos hace la vida más fácil o nos convierte en esclavos? ¿O las dos cosas a la vez? ¿Es esta generación tecnológica una generación alienada, menos libre y más dependiente?

A continuación, me gustaría enseñarte un vídeo que no sé si has visto y que merece la pena estudiar:

Una nueva generación o generación tecnológica

Curioso, ¿verdad? Esta niña se encuentra extraña cuando se enfrenta a una revista tradicional, de papel, en la que no es posible ampliar la imágenes ni hay hipervínculos que la lleven a contenidos relacionados con lo que está viendo. Es increíble cómo un pequeño ser humano que casi ni habla todavía está adaptado (incluso mejor que sus padres) a una tecnología con la que ha nacido, una tecnología que tiene completamente interiorizada y que forma una parte curiosamente importante de su desarrollo cognitivo habitual. Esta nueva generación o generación tecnológica ha encontrado en esa tecnología, con la que se desenvuelve de una forma absolutamente normal, un elemento de uso cotidiano al que acudir tanto para realizar sus tareas escolares, como para entretenerse y relacionarse con la gente de su entorno a través de esas nuevas formas de comunicación que sus padres quizá ni siquiera entiendan todavía.

Palabras tales como Whatsapp, Twitter o smartphone y otros vocablos que han surgido de ese uso diario de la tecnología, y que hace algunos años casi ni nos planteábamos que pudieran existir, se han adaptado a la vida cotidiana y forman parte de ese día a día, no sólo de esta generación tecnológica, sino de todas las personas que comparten espacio y tiempo con ellos: padres, abuelos, profesores. La pregunta es ¿estamos preparados para afrontar un cambio generacional tan brusco? ¿Están los adultos preparados para enseñar a esta generación tecnológica a usar esa tecnología con responsabilidad?

despierta generación tecnológica

En mi opinión la respuesta es no. Es complicado que un padre, una madre o un profesor le inculque a ese joven un uso responsable de una tecnología que ni siquiera ellos saben utilizar. Los chicos hoy en día, que llevan en una agenda casi tan ajetreada como los adultos, llena de actividades extraescolares y densos trabajos para el colegio, terminan asimilando como natural el hecho de que la tecnología es una necesidad imperiosa para afrontar todo ese tipo de situaciones a las que se enfrentan en el desarrollo de su vida diaria. Y la cuestión es ¿en qué lugar queda creatividad, lo no mediado por aparatos, el contacto humano, la palabra, el juego libre? ¿Está esta generación tecnológica, como decía al principio, alienada? ¿Cómo podemos adaptar la educación de esos niños a esta nueva situación?

Pero… ¿y qué hacemos?

Lo que está muy claro es que ya no hay vuelta atrás. Las nuevas tecnologías han llegado a nuestras vidas para quedarse y tendremos que aprender a vivir con ello. Lo más inteligente sería encontrar una manera de adaptar esa educación que reciben los niños a la nueva situación. Normalmente, los cambios generacionales se producen de forma escalonada y la adaptación es mucho más sencilla, sin embargo, en este caso, el cambio se ha producido en menos de 10 años (me atrevería a decir que 5) y todavía existen infinidad de ideas arraigadas en la mente de una sociedad que no esperaba un cambio así.

Dexpierta generación tecnológica móvil

Algunas ideas para el cambio

  • Adaptar la educación de los colegios a esta nueva generación tecnológica y que docentes y padres estén obligados a acompañar esta transformación por la que atraviesan los chicos, aprendiendo con ellos a desenvolverse en este nuevo escenario.
  • Fiémonos de los que saben. Existe una generación intermedia entre los que son ahora adultos y los que son todavía niños, que tiene mucho que enseñar y que compartir sobre el uso responsable de la tecnología.
  • Validar Internet como fuente de información y comunicación legítima, pero sin descuidar la veracidad del resto de las fuentes que hemos utilizado hasta que no estábamos conectados con el mundo: libros, enciclopedias, periódicos, PERSONAS.
  • Utilizar la tecnología como una herramienta que fomente el trabajo colaborativo, el encuentro entre diferentes culturas o el acceso a esa información que hasta ahora era inaccesible, como forma de evitar ese individualismo creciente ante el que nos encontramos desde que tanta tecnología forma parte de nuestra visa cotidiana.
  • Inculcar que la tecnología es solo eso, tecnología. No reemplaza la experiencia directa que podemos obtener de ciertas situaciones, ni el contacto con los demás, solo es una herramienta que nos facilita algunas tareas de nuestra vida cotidiana.

Este en un tema que daría para escribir varios libros, pero ahora lo que me interesa es saber tu opinión ¿Está esta generación tecnológica absorbida por el uso masivo de la tecnología? ¡Déjanos tu comentario aquí abajo!

Blog Tecnología

5 comentarios

  1. Dori dice:

    Estupendo artículo , muy interesante y muy acertado.
    Soy partidaria de aprovechar todo lo bueno que nos puede aportar la tecnología para aprender y hacernos algunas cosas más fáciles .
    Enhorabuena por el artículo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *