Inbound Marketing o el arte de enamorar a tus clientes

Inbound Marketing o el arte de enamorar a tus clientes

Estoy segurísima de que ultimamente has oído hablar un millón de veces sobre el Inbound Marketing. Si lo traducimos al castellano estamos hablando de marketing de atracción. Y estoy segura también de que te estarás preguntando qué es exactamente el Inbound Marketing. Pues bien, en este post vamos a intentar darle una vuelta para dejar claro de una vez por todas qué es, para qué sirve y cómo podemos llevar a cabo una buena estrategia de Inbound Marketing.

Pocos sectores resultan tan dinámicos y cambiantes como el del marketing online. Es por eso que surgen a menudo nuevos conceptos que no siempre resultan familiares para los que no trabajan habitualmente en el sector. Este es el caso del Inbound Marketing. No habíamos hablado todavía de él, pero ha llegado el momento de hacerlo.

¿Qué es realmente el Inbound Marketing?

En pocas palabras y para hacerlo sencillo, podríamos decir que el Inbound Marketing son todas aquellas técnicas de marketing dirigidas a incrementar el número de visitantes que registra una determinada página web, un blog o un perfil en redes sociales, con el fin de que esas visitas acaben convirtiéndose en leads (es decir, registros o solicitudes de información con los datos de aquellas personas que se han interesado por los contenidos online de la empresa). Lo importante es aportarle valor al usuario y conseguir así que esas visitas aumenten de manera natural. A partir de aquí, los responsables de marketing deben trabajar con esta información para que acaben convirtiéndose en clientes.

inbound marketing

Fuente: http://www.inboundcycle.com/

Actualmente, la competencia empresarial es cada vez más feroz. El cliente tiene muchas opciones para elegir un producto o servicio, así que debe ser tu marca la que tiene que estar preparada para ser la mejor opción para ese cliente ideal. El Inbound Marketing es el arte de conseguir que los clientes te amen.

Los pilares del Inbound Marketing

¿Cómo puedes hacer para que tu marca consiga ser la primera opción de tu público objetivo? El Inbound Marketing se basa en cinco pilares que recogen cuáles son los pasos a seguir para conseguir que los clientes se enamoren de nuestra marca.

1) Atraer tráfico. Al comenzar un nuevo proyecto hay que buscar formas de atraer tráfico a tus canales. Esta tarea se puede llevar a cabo a través de diversos recursos y soportes online: blogs, podcasts, vídeos, e-books, boletines, whitepapers, técnicas de optimización para motores de búsqueda (search engine optimization o SEO), redes sociales, marketing, estrategias de marketing de contenidos… En cualquier caso, la clave del éxito no consiste en limitarse a utilizar estas técnicas, sino en coordinarlas. Su verdadera efectividad pasa por trazar una estrategia que permita trabajar todos estos aspectos de manera conjunta.

2) Convertir. Engloba todos los procesos y técnicas que se utilizan para convertir ese tráfico web obtenido en leads, registros, bases de datos, indispensables ya que son esos usuarios con los que vamos a trabajar para conseguir que se conviertan en clientes.

3) Marketing puro y duro. Una vez obtenida la base de datos, hay que poner en marcha dos técnicas destinadas a trabajar con esta información:

  • Valoración del nivel de cualificación de los leads, hasta qué punto es posible convertir esos contactos en usuarios que están más cerca de formalizar una compra.
  • Lead nurturing. Acciones destinadas a ir acercando a los posibles clientes los beneficios de un determinado producto. Para ello, es imprescindible contar con una solución tecnológica que permita hacer un seguimiento del comportamiento de los registros de la base de datos (por ejemplo, mediante plataformas como Hubspot, Marketo o Eloqua).

Ahora bien: ¿cómo se produce esta interacción entre los usuarios y la empresa? Existen numerosas vías para ello: volviendo a visitar la página web corporativa, abriendo un correo electrónico que se les ha mandado, retuiteando un contenido publicado por la compañía… Ciertamente, las posibilidades son muy variadas, ya que comprenden todos los puntos de contacto entre los usuarios y la marca.

Otro caso sería el de un usuario que entra en la web de la compañía y retuitea uno de esos contenidos. A partir de aquí, la empresa puede optar por enviarle automáticamente tuits que pudieran interesar a esta persona, o contribuir al fin último del lead nurturing: convertir los leads de la base de datos en clientes.

4) Fidelizar.

  • Cuidar aquellos leads que, aunque nunca llegarán a ser clientes (por ejemplo, por falta de poder adquisitivo), siguen todas las novedades, por lo tanto, pueden convertirse en prescriptores de la marca en la red.
  • Mantener satisfechos a los clientes que ya lo son.
  • Ofrecerles información que pueda resultarles útil, ofrecerles contenido de valor.

5) Sincronización. El principal reto de es este tipo de marketing está en cómo hay que hacer las cosas y no tanto en qué es lo que hay que hacer. El verdadero valor y el secreto del Inbound Marketing estriba en organizar bien todas las técnicas. Algo que no siempre es fácil de conseguir.

¿Cómo se llega a una campaña exitosa de Inbound Marketing?

1. Piensa mucho

Muchas veces tendemos a albergar un concepto irreal del Inbound Marketing, donde mágicamente empezamos a crear contenidos y las visitas, los registros y las ventas empiezan a caer del cielo. Y no es así. Hay que currárselo y pensar y trabajar mucho. No se trata de crear contenidos a lo loco. Hay que tener una estrategia clara, hay que identificar al público al que queremos llegar. Tenemos que trabajar nuestro producto y nuestro contenido. Y estar atentos al entorno.

2. Crea

  • Captación de tráfico: Generar contenidos como si no hubiese mañana. En la web, en un blog, en varios blogs, en Facebook y Twitter. Tampoco deberías descartar lanzar whitepapers, presentaciones en Slideshare… Y trabajar el SEO.
  • Captación de registros: Se pueden hacer acciones de contenidos (aplicaciones de Facebook, una promoción…) para esto. A nivel “estructural” el gran esfuerzo en este paso está en trabajar la Usabilidad de la web, o del microsite, o del blog… Ayuda a esas personas que han llegado hasta tu web a que te den sus datos: trabaja los formularios (cuantos menos datos, más registros), facilita el uso de plugins sociales, trabaja bien los call to action, etc…
  • Aumento del interés: Para lograr esto hay que conocer lo máximo posible de nuestros clientes potenciales. Esto es lead nurturing, enriquecer la información de nuestra base de datos en base a las interacciones de los usuarios con la marca: qué visita en nuestra web, qué datos me ofrece en su perfil, qué mails abre, qué cosas comparte… Esto nos permite optimizar la comunicación con los usuarios, evitando mandar el mismo correo electrónico a todos, sino buscando mandar a cada uno lo que más le interesa (contenido dinámico, tanto en la web como en los envíos de email marketing).

3. Mídelo todo

Es imprescindible medirlo todo y marcar objetivos dentro de la web para saber si estamos consiguiendo lo que nos habíamos planteado en un principio. Sabes si la gente que entra en la web vuelve, y cuanto tarda en volver, si se queda atascada en alguno de los puntos del proceso de compra, etc…

¿Ya tienes el concepto de Inbound Marketing un poco más claro? Si tienes alguna duda, déjanos un comentario y hablamos ;)

Si te ha gustado este post, entonces te encantará esto.

 

dexpierta

Únete a la comunidad de #dexpiertos y recibe por mail todas las novedades y tutoriales

¡Es gratis! ;)

Blog Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *